Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
20 janvier 2013 7 20 /01 /janvier /2013 22:19

Una visita que realza el torneo, por Nicolás Massú

 Publicado en La Tercera, 18 de enero del 2013

 

 

El tenis chileno venía cayendo desde el retiro de Marcelo Ríos, Fernando González y la baja de mi nivel, por lo que la visita de Rafael Nadal es una noticia muy importante; le hace mucho bien al tenis nacional y al deporte nacional en general. Siento que son pocas las oportunidades de tener deportistas tan importantes en nuestro país. Recordemos que “Rafa” no es sólo reconocido dentro de su actividad, sino que es una figura internacional, lo que hace aún más relevante su presencia en Viña del Mar. Su estatus es comparable con el de Roger Federer, Michael Phelps, Michael Jordan y Tiger Woods. Está en ese grupo.

Cuando conocí a Nadal, él tenía 15 años. Fue un entrenamiento, el primero de muchos. Me di cuenta de inmediato que era un jugador que quiere ganar hasta en las prácticas. Yo me crié admirando la mentalidad de Thomas Muster, por cómo se recuperó cuando lo atropellaron, pero después de eso comencé a admirar a Nadal. Ser el más grande a los 26 años en canchas de arcilla no lo hace cualquiera. No va a haber un tipo que a su edad gane casi todo en tierra. Es extraordinario, un joven talentoso y buena persona. Es el jugador que más admiro.

Si se da la posibilidad, espero jugar contra él por tercera vez, pero para eso yo tengo que ganar un partido. Siempre he dicho que quiero volver a jugar con los mejores del mundo, después de dos años difíciles. Es una gran oportunidad para mí. Le da un significado mayor al torneo.

 La gente se acostumbró a ver cosas espectaculares en Chile y en el último tiempo se ha vuelto difícil motivar a la gente. Vinieron Andy Roddick, los Bryan, Gael Monfils, Juan Martín Del Potro y hasta Andre Agassi, y no se llenó. Por eso, la visita de Nadal será un vuelco para el tenis. Será la forma que la gente se reencante con esto. Lo hará por los puntos, por el ranking y en su superficie, donde nunca pierde. 

 

Nicolás Massú, Doble campeón olímpico

Partager cet article

Repost 0

commentaires